Cuidar a la Pachamama, un gran desafío para la ingeniería

Este primer día de agosto se venera a la Pachamama, Madre Tierra, con diferentes ofrendas siguiendo la tradición de diversos pueblos aborígenes andinos.

Este día es una buena ocasión para reflexionar sobre el rol de los ingenieros y científicos en el cuidado del medio ambiente. Tarea que no sólo está en manos de los ingenieros ambientales, sino que es responsabilidad de todos los profesionales, cualquiera sea su disciplina.

Todos debemos recordar aquel día de graduación que juramos ante las autoridades de la facultad y nuestros seres más queridos comprometernos con la institución y la sociedad a realizar nuestra labor profesional por un mundo mejor y ejercer con conciencia y dignidad la profesión con el máximo respeto hacia toda la humanidad, la Tierra y todas sus especies. Allí también nos recordaron nuestro deber con las presentes y futuras generaciones de realizar cualquier tipo de emprendimiento asegurando la sustentabilidad.

Este 2020, en un contexto especial de pandemia, cuyo escenario es todo el planeta, pudimos observar durante al menos unas pocas semanas como repercutió en el medio ambiente la cancelación de miles de vuelos aéreos, la considerable disminución del tránsito terrestre, y la reducción de la actividad industrial. Aguas cristalinas en Venecia, sol apareciendo detrás de las menos densas nubes de smog en ciudades superpobladas de China, son sólo algunos claros ejemplos del bienestar del planeta durante esos pocos días que los seres humanos bajamos abruptamente nuestras actividades basadas en una sociedad de fuerte consumo.

Consumo muchas veces injustificado, porque durante el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, ASPO, también hemos valorado que no necesitamos realmente tantas cosas materiales para vivir. Muchas son innecesarias, y están impulsadas por la sociedad de consumo que nos impone modas o simplemente nos obliga a consumir un producto debido a la obsolescencia programada del que ya disponemos. Esto nos hace reflexionar si vale la pena usar tantos recursos naturales innecesariamente, solo para favorecer a un sistema extremadamente capitalista.

Además del factor económico que condiciona todas nuestras tareas, es muy importante tener en cuenta siempre la sustentabilidad de nuestras acciones. Afortunadamente muchísimos profesionales de numerosas disciplinas están teniendo en cuenta estas consideraciones y apuestan cada hora de sus vidas profesionales a aportar ese grano de arena tan necesario para nuestras generaciones futuras, desarrollando y promulgando la implementación de materiales biodegradables, la reducción de emisiones de dióxido de carbono, promoviendo el correcto tratamiento de residuos con la reducción, recuperación y reutilización de los mismos, apostando a la generación de energías renovables y al uso cada vez más racional de la energía, diseñando procesos industriales con una mínima huella de agua y carbono, entre tantas labores que sería difícil de abarcar en este breve editorial.

No todo está perdido, estamos aún a tiempo de revertir las tendencias medioambientales para favorecer a nuestras próximas generaciones. Sólo debemos ocuparnos además de preocuparnos y pensar no sólo con el bolsillo cada vez que tomemos decisiones en nuestras vidas, pensar también en el planeta que nos abraza todos los días regalándonos lo más preciado, condiciones para continuar nuestras vidas.

Desde Diario de Ingeniería decimos GRACIAS Pachamama por todo lo que nos brindas a diario!

Diario de Ingeniería

Diario de Ingeniería

Portal de divulgación de la ingeniería

Un comentario en «Cuidar a la Pachamama, un gran desafío para la ingeniería»

  • el sábado 1 de agosto de 2020 a las 17:34
    Enlace permanente

    Sabias palabras. Espero que sean muchos los que piensen así. Saludos.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.